Entrenamiento

Mejora tu mente para mejorar tu rendimiento. Tanto si quieres completar tu primera carrera como si buscas conseguir una marca personal o aumentar tu kilometraje semanal, recuerda este concepto: “inteligencia atlética”. Es la capacidad de leer las pistas que constantemente nos da nuestro cuerpo y adaptarlas en el momento adecuado para mejorar el rendimiento físico. De los atletas que logran hacerlo con éxito se dice que tienen una inteligencia atlética alta. En la pista, eso se traduce en la mejora de los entrenamientos y las carreras. En estas páginas te damos algunas claves para que sepas cómo aumentar tu coeficiente atlético y así alcanzar tu mayor potencial de carrera.

SINTONIZA CON TU CUERPO

Muchos atletas ignoran las punzadas o dolores que sienten entrenando. Según los expertos, en vez de hacer caso omiso a estas sensaciones deberíamos prestarles atención y aprender su significado. Tu objetivo es llegar a conocer tan bien tu cuerpo que puedas distinguir entre fatiga o cansancio muscular y lo que podría ser el comienzo de una lesión. Sólo aprendiendo a escuchar tu cuerpo sabrás lo que te quiere decir.

¿CÓMO? - DEJA LOS APARATOS TECNOLÓGICOS

Al menos durante los próximos entrenamientos. Según los psicólogos deportivos, aprenderás a depender menos de los datos que recibes de tu GPS o pulsómetro y más de las sabiduría que te proporciona tu propio cuerpo. También puede servirte de ayuda hacer un autotest cada pocos kilómetros; tómate un momento para pensar cómo están tus piernas o tu corazón. De esta forma aprenderás a escuchar lo que te dice tu cuerpo y decidir qué hacer con esa información: forzar, relajar o abandonar.

PLANEA SUFRIR (UN POCO)

Conseguir una marca personal va a doler: a veces, un poco, y otras, mucho, pero habrá dolor. Si ya lo tienes asumido y te preparas mentalmente, puedes cambiar tu forma de afrontar el dolor, según afirman los expertos. Esta preparación también te ayuda a conocer tus límites. El dolor es más fácil de soportar cuando es esperado, sobre todo si tienes confianza en poder aguantarlo. Los estudios han demostrado que quienes corren por placer tienden a escuchar música o distraer su mente del dolor, mientras que los que corren de manera profesional están más pendientes del dolor. Algunos atletas de élite reconocen forzar más para superar la incomodidad, van un paso más allá y tardan poco en sentirse mejor.

¿CÓMO? FIJA OBJETIVOS A MITAD DE CARRERA

Muchos atletas de élite cambian sus entrenamientos y carreras. Por ejemplo, digamos que sales a correr un 10K y tras el primer kilómetro no te encuentras cómodo. En vez de dar la vuelta y abandonar, cambia tu objetivo y piensa en llegar al kilómetro dos; cuando llegues a éste, ponte un nuevo objetivo. Según los expertos, a veces abandonamos demasiado rápido. Si nos marcamos pequeños objetivos a mitad de carrera, nos resultará más fácil cumplirlos. Cuando estés en el kilómetro 20 no deberías estar planeando cómo llegar al 30: has de pensar en el presente.

SÉ OPTIMISTA

A veces, la única manera de aprender dónde se encuentran tus fuerzas y límites personales es cometiendo errores. ¿Cómo vas a saber hasta dónde puedes forzar si alguna vez no lo haces en exceso? Esa experiencia te ayuda a encontrar tus límites y entender mejor lo que puedes hacer, física y mentalmente.

¿CÓMO? - HAZ UNA EVALUACIÓN POSTCARRERA

La mayoría de los corredores de maratón no hablan de los malos entrenamientos, se centran en lo que salió bien. Piensa que el solo hecho de correr es ya algo bueno o emplea tu tiempo de estiramientos para pensar en las cosas que mejor han ido. Si buscas la perfección, aprende a ser optimistas en las partes más duras del entrenamiento y lograrás más confianza en tí mismo. Así obtendrás mejores resultados.

CONTROLA TUS PENSAMIENTOS

Cuando piensas que no vas a ser capaz de completarlo, es probable que no lo hagas. En cualquier carrera debes imaginarte fuerte, prestar atención a las imágenes en tu mente y estar preparado para ajustarlas si lo necesitas.

¿CÓMO? ESCRIBE UNA FRASE DE RENDIMIENTO

Conviértela en tu mantra, algo que puedas repetirte cuando empieces a decaer. Mejor si se trata de una frase personal, que tenga significado para ti y que te ayude a vencer la fatiga y los bajones. Algo del tipo “Soy fuerte mental y físicamente” o “Puedo conseguirlo, lo voy a lograr”. Asegúrate de poner la frase escrita donde puedas verla antes de salir a correr.

Fuente: Runners.es

A continuación te mostramos los mejores consejos para entrenar tu cuerpo, tomando como base una recopilación de varias de las mejores respuestas de corredores de todo el mundo en la web runners.es. Te mostramos los once mejores proporcionados por runners.es:

  • Merece la pena invertir en un buen par de zapatillas específicas de correr. Aquí puedes ver cómo elegir el modelo adecuado a tu pisada: Ver
  • Corre por distancias, y no por tiempos. Ve despacio, con paciencia, y no te preocupes por tu ritmo al empezar (desacelera para mejorar). Te aconsejamos este artículo (Más lento, más lejos): Ver
  • Recuerda que los días de descanso también son días de entrenamiento.
  • Únete a un club de corredores. Aunque a veces deberías correr solo, es muy beneficioso correr en grupo. En este artículo podrás ver cómo correr en grupo: Ver
  • Que correr sea un hábito, incluso aunque sean 20 minutos al día (repetir mola): Ver
  • Corre más largo con el tiempo. Aquí puedes ver la evolución adaptada al corredor: Ver
  • Que no te dé miedo parar a caminar. De hecho, ir más lento aumenta tu fuerza y resistencia, lo que mejora tu running. Aquí podrás ver si es más saludable correr o caminar: Ver
  • Ten un diario de entrenamientos. Descubre sus ventajas: Ver
  • Añade otros deportes a tu carrera. Mira las ventajas de cada uno: Ver
  • Mejor objetivos pequeños y asequibles. Metas diarias, semanales y mensuales son más fáciles de conseguir.
  • Recuerda, eres un corredor. Una frase al respecto: "A veces me dicen que no soy un corredor real. Todos somos corredores, algunos más rápidos que otros, pero nunca vi un corredor falso".

Fuente: Runners.es